El cambio automático en el vehículo ha pasado a ser una parte importante del mercado, desplazando así a los vehículos de cambio manual.

En definitiva durante los últimos años han dejado de ser exclusivos de automóviles de gama alta como anteriormente.

Esto ha provocado la creación de multitud de sistemas de cambio automatico diferentes, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. 

¿Sabías que el cambio automático casi siempre es más eficiente que el propio conductor? ¿Cuales son las mejores cajas de cambio automáticas?

Una vez que tengamos elegido el cambio automático por sobre el manual ya solo queda decantarnos por cual es el más conveniente.

Siempre dependerá del tipo de vehículo, tipo de conducción e incluso el terreno sobre el que se utilice nuestro automóvil. 

A continuación en repamed.com una descripción de cada uno de los tipos con algunas de sus ventajas e inconvenientes.

Caja de cambios automática CVT o de variador continuo

En teoría se trata del sistema ideal de transmisión, este tipo de cambio está formado por dos “poleas” que logran un número infinito de variaciones.

Esto significa que no hay saltos entre marchas, lo que lleva a una conducción mucho más suave y aprovechar más eficientemente el motor de tu vehículo.

Ampliamente utilizada en ciclomotores está dando el salto a los automóviles.

Ventajas del variador continuo:

Muy eficiente al tener siempre la transmisión efectiva

Se logra una conducción suave y sin saltos entre marchas.

Perfecta para conducir en ciudad ya que no sufre con los cambios de velocidad y paros permanentes.

Inconvenientes:

Suele ser un sistema caro de implementar en el vehículo.

Caja de cambios con doble embrague

El cambio de doble embrague o DSG es otro de los tipos de cambio habituales últimamente, es muy utilizado por la marca Volkswagen.

El Direct shift gearbox fue el primer sistema que abarató el desarrollo de vehículos con cambio automático, acercando este tipo de cambio a todos los bolsillos.

El funcionamiento de este tipo de cambio es algo parecido a juntar 2 cajas de cambio manuales, precisamente este tipo de caja de cambios tiene 2 embragues.

Un embrague se encarga de las marchas impares a la vez que el otro se ocupa de las pares.

Ventajas del doble embrague:

De los tipos de cambio con menor consumo de energía.

Se trata de una caja de cambios ligera y que además realiza los cambios de forma rápida.

Inconvenientes:

Los cambios de marcha a baja velocidad no tienen suavidad.

Caja de cambios con convertidor par

Suelen encontrarse en vehículos de gama media y alta. 

Este tipo no realiza la conexión entre la caja de cambios y el motor de forma mecánica, al contrario se realiza mediante un fluido que se sirve de la fuerza centrífuga para realizar la transmisión.

Aunque puede resultar algo brusco al inicio de la marcha este tipo de cambio es de los más equilibrados actualmente.

Ventajas del cambio automático con convertidor par:

Los cambios son muy suaves pasando de una marcha a otra sin brusquedad.

Es un sistema muy fiable lo que hace que sea ideal para vehículos potentes y con gran cilindrada.

Inconvenientes:

Suelen resultar algo costosas, aumentando el precio total del automóvil.

Caja de cambios robotizada 

Uno de los tipos de cambio que está triunfando actualmente.

Realmente consiste en un híbrido entre manual y automático, ya que el embrague es totalmente automático.

Funciona mediante una central electrónica que le envía la orden a la transmisión de acoplar o desacoplarse del motor.

Se trata de uno de los cambios automáticos económicos ya que su simplicidad mecánica hace que las reparaciones sean sencillas.

Peugeot y Citroen son las marcas que están apostando ampliamente por este tipo, que al permitir que el conductor decida cuándo cambiar de marcha, la convierte en ideal para deportivos.

Ventajas de la caja de cambios robotizada:

Ampliamente utilizada lo que hace que sea económica, ligera y fácilmente reparable.

Si te gusta decidir en qué momento cambiar de marcha esta es la opción acertada.

Inconvenientes: 

De los tipos de cambios más bruscos, si buscas suavidad en la conducción este modelo no es para ti.

Ya conoces varios de los tipos de cambios automáticos que encontrarás en el mercado, elige tu favorito y disfruta como nunca de la conducción automática.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información . aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies